Los atascos en las tuberías de la cocina son de los más frecuentes del hogar, junto con atascos en las tuberías del baño: como aquellos que se producen en el lavabo o en el desagüe de la lucha.

En el baño generalmente los ocasiona el cabello que se nos cae o el jabón que se adhiere a las paredes de las tuberías. En el caso del lugar de la casa que nos ocupa, las razones para los atascos en la cocina son otras. Generalmente, los restos de comida y el vertido de aceites son las principales causas, por eso para evitar que se atasquen las tuberías conviene adquirir buenos hábitos y costumbres que contribuyan al mantenimiento de la red de saneamiento.

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

Solucionamos tu problema de desatascos y fontanería. Contacta con nosotros y pide presupuesto sin compromiso.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. Si continúa navegando o pulsa el botón "Aceptar" dará el consentimiento a la instalación de dichas cookies. Uso de cookies.